La emancipación humana y su autonomía de los algoritmos

Hola luego de un largo tiempo sin publicar artículos de reflexión sobre nuestra tématica, por diferentes motivos entre otros una maestría en la que estoy inmerso y me ocupa bastante tiempo, vamos a publicar algo que era una tarea para la misma, solicitada por Rafael Capurro y que quedo sin efecto, sin embargo ya había comenzado a escribirla, entonces si bien esta inconclusa vamos a vertirla en este ámbito, tengan en cuenta que no esta terminada, tiene aspectos a desarrollar y cosas a pulir.

En el encuentro producido entre el Dr. Rafael Capurro y el Dr. Elmar Degenhart en noviembre del 2016, se discutió acerca de los problemas éticos y legales de los automóviles autónomos, no obstante esto creemos que es extensible a el problema de cómo los algoritmos afectan la autonomía de los individuos, como expresó el Dr. García Canclini en su reciente conferencia en la FIC, “¿Emanciparse en redes vigiladas? La vida social de las comunicaciones”, los seres humanos delegamos gran parte de nuestra autonomía a los algoritmos de grandes empresas que toman nuestros datos como un importante activo.


"La discusión está presionada por los global players de la industria digital y no apunta, por supuesto, a lo mejor para la humanidad, sino a la recolección de la mayor cantidad posible de datos personales para su uso comercial y con diversos fines políticos. El desafío no son los automóviles autónomos sino diversas formas de conectar automóviles a redes digitales, o sea de 'des-auto-movilizarlos' y no de autonomizarlos."(Capurro, 2016)

De la misma forma que se ‘des-auto-movilizan’ los autos pasa con los seres humanos, la transformación del individuo y su forma de relacionarse en el mundo moderno se traza sobre un paradigma de digitalización, se está, es parte en la medida que integra el mundo digital y digitaliza sus experiencias personales.

Ingresar en este mundo y su entramado de redes sociales, en las que lo privado se convierte en público, no implica una mayor libertad, ni autonomía ya que el individuo debe suscribir los contratos de las empresas dueñas de los medios, quedando atado a sus designios empresariales, el individuo emancipado de los distintos poderes (padres, familia, ideología, etc.) decide dejar parte de su autonomía para poder "ser parte".

La inteligencia y racionalidad del ser humano es atrapada y modelada por la inteligencia artificial y sus algoritmos. Un algoritmo nos puede indicar la ruta más corta para llegar a casa, recomendar un restaurante, un libro, una película, pero esto implica una pérdida de autonomía a su favor. Los grandes conglomerados empresariales nos conocen más que nosotros mismos.

Observado este problema desde una perspectiva crítica puede ayudarnos a dilucidar cuestiones que van más allá de observaciones meramente tecnológicas y economicistas, las cuales han tomado un papel central en la explicación de las relaciones humanas mediadas por la tecnología y su acción deshumanizante. Sin dudas algo que se debe tener en cuenta es el alejarse de dogmatismos, tecnofobia o tecnofilia extremos opuestos que solo disgregarán una visión madura de la cuestión, acercándonos al planteo de Binimelis Espinoza, (2010) “una perspectiva más amplia que la sitúe en sus usos y abusos posibles en contextos económicos, políticos y culturales diversos y en interrelación.”

Temas inconclusos a desarrollar:

Inteligencia artificial (IA) aspectos morales y éticos

La aparición de los sistemas inteligentes, autónomos, con la capacidad de aprender, tomar decisiones por sí mismos e inclusive mentir, plantea una serie de problemas filosóficos y morales, que si bien ya han sido abordados deben revisitarte desde una óptica diferente. Volviendo al inicio de este artículo y la discusión planteada sobre los autos autónomos, frente a un accidente inminente, en el que auto solo tiene dos opciones: atropellar a un transeúnte o esquivarlo y atropellar a dos, es evidentemente un problema moral, que quizás según el algoritmo programado decidiera que lo mejor es atropellar a uno, solo por una cuestión de cantidad, ¿pero si ese uno fuera una mujer embarazada?. ¿Como hace un programador de IA para dirigir el sistema en casos de dilemas morales?....


Ética de la programación...
Conclusiones...



Bibliografía:
Binimelis Espinoza, H. (2010). Hacia una sociedad del conocimiento como emancipación: una mirada desde la teoría crítica. Argumentos, 23(62), 203-224. Recuperado 16 de mayo de 2017, a partir de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=59515960009
Capurro, R. (2016). La responsabilidad moral no puede ser delegada a algoritmos. Recuperado 16 de mayo de 2017, a partir de http://www.capurro.de/movilidad.html

Imagen tomada de: http://www.pnlnet.com/wp-content/uploads/2006/10/robots.jpg

Comentarios