El caos y las ciencias de la información III

El paradigma del laberinto y el caos:

Todo es casual o causal???
En medio de estas cabilaciones epistemologicas sobre el caos y las ciencias de la información llega a mis manos el libro de Juan Grompone: El paradigma del laberinto, editado en Montevideo por La flor del Itapebí, 2011, este ingeniero, ex-profesor universitario y miembro del IEEE, nos acerca en este libro un nuevo paradigma para la información, el conocimiento, la educación, etc.

En este libro aparecen algunos conceptos que pueden asimilarse a la teoría del caos, si bien el autor prefiere hablar de laberinto ya que da la idea de múltiples caminos, mientras que el caos puede verse como desorden, sin embargo hay algunas conexiones entre ambos paradigmas, como todo laberinto este libro parece algo enredado, pero sin dudas puede leerse para ver una visión distinta de las cosas.
El autor nos va a hablar del laberinto como una estructura con múltiples caminos que llevan desde un punto hasta otro y contrasta el paradigma cartesiano con el del laberinto. Sin dudas esto es un reconocimiento a la complejidad del mundo, algo común entre ambas teorías (laberinto y caos).

Vamos a ver particularmente su propuesta sobre "la información como laberinto".
Para el autor si bien la información es intrísecamente laberíntica, siempre se trato de ordenar siguiendo un esquema cartesiano, esto ha hecho que nuestros sistemas de clasificación deban adecuarse permanentemente a los avances del conocimiento. Diderot veía la estructura básica del conocimiento con tres grandes divisiones, con una forma de árbol jerárquico, Dewey en 1876 propuso una clasificación en 10 áreas, que en su momento tenían ciertas materias a las que hoy se han agregado más, "seguía siendo un árbol pero las ramas se habían bifurcado más".
Nos muestra un ejemplo al que muchos bibliotecologos nos hemos enfrentado, como uno de los problemas de esta forma carteciana de clasificar el conocimiento: un libro con múltiples opciones de clasificación.
Es real pero a falta de algo mejor es lo que tenemos como herramienta para clasificar el conocimiento, por supuesto el CDU o el sistema de clasificación de la Library of Congress tienen los mismos problemas y las actualizaciones de estos sistemas en muchos casos no subsanan el problema y a veces hasta lo agudizan, al dar alguna opción más para ubicar ese libro complicado.
Observa al laberinto como algo multidimensional, donde "hay múltiples caminos en cada bifurcación" y además "está múltiplemente conectado", nos dice que "la realidad conduce finalmente a sistemas cerrados, de los cuales se puede salir mediante un quiebre conceptual, un salto o un descubrimiento revolucionario", algo parecido a ese punto en que un sistema llega tener tantas posibles opciones de desarrollo donde hay tantas variables que no podemos saber hacia que lugar se desarrollara, pudiendo un factor aleatorio, azaroso hacer que continúe su derrotero por un lado u otro.

Leer este libro es un ejercicio interesante si bien quizás no comulgemos con todas sus ideas. No abriré opinión que cada uno vea lo que le parece.
Ver la parte II -->
Ver la parte I -->

Comentarios